Y qué viene ahora?????


Y qué viene ahora?????

Entendiendo en principio que en la actualidad no es una crisis financiera sino mas bien una crisis sanitaria.

Todos estamos de acuerdo en que hay un antes y un después del Coronavirus. Que sus consecuencias, son de gran magnitud comparado con grandes hitos en nuestra historia reciente, el 11 de septiembre del 2001, la crisis del 2008, solo por nombrar los más recientes. No obstante, no se trata de cómo sobrevivir a la crisis, sino de cómo aprovechar y convertirla en nuevas oportunidades.

 Estamos en plena crisis, con los hechos en pleno desarrollo y estudio. De allí que el seguimiento de los cambios, los hábitos, el estado de ánimo de nuestra sociedad será clave en el proceso de análisis y de anticipación:

  • 1.Salud & Inmunidad: No sólo se trata de considerar tener una buena salud, sino que la búsqueda del fortalecimiento del sistema inmune, aumentar las defensas de nuestro organismo se colocará en primer lugar en nuestra lista de prioridades en este 2021
  • 2. Intimidad vs salud. Cualquiera de estos esfuerzos requiere una cuidadosa implementación para salvaguardar la privacidad de las personas y evitar el abuso de los datos. Sin embargo, permite enormes beneficios para monitorear y abordar con mayor eficacia futuras pandemias, de manera que el uso responsable, y una buena legislación al respecto, serán claves, para que todos podamos confiar.
  • 3. El hogar: núcleo de nuestra rutina familiar, garante de nuestra intimidad, lugar de descanso y entretenimiento, se convierte ahora en el lugar más seguro, para cuidarnos, pero también para sanarnos. La ubicuidad de la comunicación digital hace que muchos de los contactos médico-pacientes sean virtuales y brinden atención y seguridad, desde la casa.
  • 4. Más interfaces e interacciones sin contacto: Antes de la pandemia, vimos el despliegue de opciones de pago sin contacto a través de dispositivos móviles. Sin embargo, con el aumento de personas que desean limitar lo que tocan, una opción de pagar por bienes y servicios que no requiere ningún contacto físico es probable que gane fuerza. Las interfaces de visión artificial ya se usan hoy para aplicar filtros de redes sociales y ofrecer un pago autónomo en algunas tiendas. Esperamos que haya una expansión de las interfaces de voz y visión artificial que reconocen rostros y gestos en varias industrias para limitar la cantidad de contacto físico.

Por lo que en respuesta a la gran pregunta, que antecede a todo es ¿Qué, cómo y cuánto pueden cambiar nuestras vidas, hábitos y necesidades a consecuencia de la epidemia?

La respuesta es sencilla:

No lo sabemos.

Jean Paul Herrera