Reformas que puedes hacer a tu casa con poco dinero


Hacer reformas en nuestra casa puede significar para algunos una gran inversión de dinero. Sin embargo, no necesitamos hacer un gran gasto para darle un nuevo aspecto a vuestra propiedad, con pequeños detalles podremos hacer que parezca completamente nueva.

A continuación te presentamos una serie de consejos para reformar económicamente tu hogar:

Analiza las fortalezas y debilidades de tu casa

Si tienes claras las zonas que debes reformar y cuáles son las que solo necesitan un pequeño refrescamiento, seguro podrás conseguir sin problemas el presupuesto adecuado para cubrir todas las necesidades de tu espacio. 

Renovar casa

Recuerda evitar hacer obras completaspor el contrario, intenta utilizar materiales de bajo costo que faciliten la remodelación, como vinilos, materiales de PVC, etc. La pintura puede solucionar muchos problemas a la hora de mejorar cualquier habitación. Más adelante te diremos cómo elegir la mejor opción para tu habitación.

Empieza por reformar la puerta principal

La puerta de entrada de tu casa es la primera carta de presentación. Puedes aplicarle una capa de pintura o instalar una nueva. De cualquier forma causará una gran impresión entre tus invitados, y al mismo tiempo aumentará el valor de reventa de la propiedad. Un modelo personalizado o hecho a medida puede reducir los costos y también aumentar la vida útil de la casa.

Renovar puerta

Elija cortinas de cuerpo entero para las ventanas

Las cortinas de largo completo suelen ser unos centímetros más largas que las cortinas normales. Éstas suelen crear una atmósfera más suntuosa y elegante en salones de estar y comedores. Recuerda elegir colores claros o pasteles para que la habitación se mantenga fresca y luminosa.

Renovar cortinas

Renueva los viejos azulejos de la cocina y el baño

Lo primero que hay que cambiar en una cocina para darle un nuevo aspecto son las encimeras y los azulejos. Puedes optar por una encimera resistente que no requiera mucha limpieza en granito o cuarzo. Los mosaicos en el salpicadero también son una buena opción y dan la ilusión de un diseño de alto costo. Recuerda que si planeas renovar los azulejos de tu cocina y baño es probable que necesites hacer primero un presupuesto completo según los metros de superficie que vayas a cubrir incluyendo un excedente de material.

Renovar azulejos

Consigue muebles nuevo o darle un nuevo estilo

Hoy en día, los sofás livianos pueden darle a los ambientes mucha elegancia y sofisticación. Hay muchos sofás con forma de cama disponibles en las mejores tiendas de muebles a buen precio. También puedes optar por cambiar la tapicería de tus muebles usando telas crudas de colores claros que puedas combinar con accesorios en colores llamativos y texturas diversas.

Renovar muebles

Concéntrate en la iluminación y la pintura

Sí, cambiar la iluminación es lo mejor y más rentable que puedes hacer para darle un aire nuevo a tu hogar. Puedes instalar diferentes esquemas y materiales según las necesidades de tu espacio.

Tiras de Led

Las tiras de Led no solo le dan a tu hogar un diseño más sofisticado, también te ofrecerán un consumo de energía más eficiente. También te brindarán un diferencial en la decoración si necesitas iluminar zonas u objetos concretos. Para el uso en estantes son ideales, a la vez que focalizan la atención. 

Renovar luces

Lata y acero 

Con cierto aire industrial, las lámparas fabricadas con estos materiales pueden resultar frías a simple vista. Sin embargo, combinados con muebles de madera pueden producir un estilo equilibrado y cálido dentro de un ambiente. Además, te ofrecen un espacio moderno y minimalista, si eres amante de la sutileza y la ligereza visual. En ambientes vinculados al trabajo o en la cocina, también funcionan adecuadamente.

Renovar luces

Mimbre, madera y cartón

Los materiales nobles siempre aportan un aire natural. En el caso del cartón, resulta una alternativa muy original al momento de usarlo en apliques para la iluminación de tu habitación

Renovar luces

El mimbre, por su parte, viene marcando tendencia, al igual que la madera, ya que ambas han tenido un uso vinculado a la sustentabilidad y al mayor provecho del reciclado. Seguramente podrás encontrar lámparas con un estilo más artesanal y en tonos crudos.

Lámparas vintage

Hasta hace poco tiempo la mayor osadía en el diseño de bombillas de luz era encontrarlas en colores distintos. Ahora, y cada vez con mayor frecuencia, podrás hallar focos de muchos tamaños y con los filamentos que se inspiran en las lámparas de carbón. Estas crean ambientes rústicos e íntimos, transmitiendo la calidez que propone el fuego.

Renovar luces

También puedes renovar tu espacio aplicando distintos esquemas de pinturas según sea tu presupuesto y el tipo de iluminación natural o artificial que incide en la habitación. No es lo mismo pintar una habitación en la que entra una gran cantidad de luz que otra más oscura, y ello en gran medida depende de la orientación que tenga el espacio.

Renovar colores

Espacios orientados al norte: el sol dará en verano a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde, mientras que en invierno la iluminación será muy débil. Para contrarrestar la falta de luz lo ideal es elegir colores cálidos como los amarillos, cremas y ocres que te aportarán luminosidad y darán a la estancia una sensación muy acogedora. Huye de los colores fríos como los grises, verdes, azules o violetas. 

Espacios orientados al sur: se trata de la orientación más privilegiada ya que reciben mucha luz durante prácticamente todo el día en primavera, otoño e invierno, y durante las horas centrales y de más calor en verano. En este tipo de espacios podrás elegir las tonalidades que quieras, tanto cálidas como frías.

Espacios orientados al este: la luz natural entrará desde primera hora de la mañana y hasta mediodía. Lo aconsejable es la utilización de tonalidades claras, ya sean frías o cálidas, para que por la tarde la estancia no quede demasiado sombría.

Espacios orientados al oeste: al contrario que en el este, la luz natural entrará desde el mediodía y hasta la puesta del sol. Como la luz del atardecer es más cálida, podrás optar por colores fríos.