Por qué es importante trabajar con un Agente de la Propiedad Inmobiliaria


Ya sea que estemos comprando o vendiendo una propiedad, siempre será más seguro contar con el apoyo de un profesional del sector para llevar a cabo exitosamente nuestro negocio. El Agente de la Propiedad Inmobiliaria, denominado con las siglas API, es un profesional con cualificaciones en el mercado inmobiliario. 

La intervención de un profesional acreditado en el proceso de intermediación inmobiliaria brinda la garantía suficiente para que el acuerdo de voluntades y el contrato inmobiliario sean seguros y transparentes. Sabemos que toda inversión inmobiliaria exige la supervisión de un profesional experto que pueda anticipar y evitar riesgos fraudes o incumplimientos de las normas y procedimientos.

En España, la actividad profesional del Agente de la Propiedad Inmobiliaria se encuentra regulada por Real Decreto 1294/2007. Según lo establecido, para poseer la acreditación como agente es necesario poseer un Título Oficial Universitario, presentar la solicitud de colegiación y cumplir con los requisitos establecidos.

Qué papel cumple el Agente de la Propiedad Inmobiliaria

El Agente de la Propiedad Inmobiliaria posee el reconocimiento de la Administración como profesional legalmente habilitado y titulado. Éste estatuto respalda y garantiza el buen desarrollo de su actividad, brindando seguridad a los clientes a los que presta sus servicios. En tal sentido, el agente no sólo pone al servicio de los usuarios sus conocimientos del mercado, también establece el marco legal desde el cual debe hacer la operación. 

Respecto a la necesidad de establecer una acreditación obligatoria para el ejercicio profesional de los agentes inmobiliarios, Marcello Dodi expresó: “Como emprendedor del sector y líder de Remax / Golden Mile luchamos para que sea obligatorio la implementación de una acreditación profesional que permita la profesionalización del sector”. 

En este sentido se trata de establecer un mecanismo que regule la actividad y genere confianza en el sector. “Con el auge que ha tenido el sector y el aumento de los precios de venta suelen surgir nuevos agentes inmobiliarios que por falta de experiencia y conocimiento pueden ocasionar grandes inconvenientes a los clientes. Esto ha generado una imagen negativa sobre el profesional del sector, quien es considerado por el consumidor final como alguien que hace fraude o comete estafa”, expresa Dodi.

Cinco razones para trabajar con un Agente de la Propiedad Inmobiliaria

En este artículo te damos cinco (5) razones por las que es importante trabajar con un profesional inmobiliario o Agente de la Propiedad Inmobiliaria.

Tienen una responsabilidad fiduciaria

Ya sea que sea un comprador o un vendedor, el Agente de la Propiedad Inmobiliaria tiene una responsabilidad fiduciaria ante su cliente. Esto significa que el agente siempre deberá velar por mantener los mejores intereses. Los agentes inmobiliarios profesionales están legalmente obligados a cumplir con un estricto código de ética, lo que garantiza una plena seguridad y confianza en las operaciones que realizan.

Manejan la información correcta y necesaria

En estos días puede resultar difícil encontrar en la web información relevante sobre las casas que están disponibles en un área determinada, o incluso una sola casa específica. No importa cuánta información esté disponible en Internet, un agente inmobiliario profesional siempre tendrá acceso a la información correcta y necesaria.

Como comprador experto el agente puede ayudar al cliente a encontrar grandes ofertas antes de que se publiquen en Internet. Como vendedor, también podrá atraer a muchos más compradores potenciales de los que podría conseguir el cliente por su cuenta.

Si bien el cliente puede colocar anuncios de venta en periódicos o publicar en línea su propiedad, un agente profesional tiene la capacidad de hacer mucho más que eso. Podrá darle mayor alcance a la propiedad poniéndose en contacto con otros profesionales del sector que tengan compradores interesados.

Tienen diversas conexiones

Los agentes inmobiliarios profesionales siempre están en red con otros agentes, así como con otros profesionales en el campo. Estos profesionales casi siempre están enterados de las nuevas viviendas en venta tan pronto como salen al mercado. Un profesional del sector también podrá darle la orientación correcta a su cliente en lo que respecta a encontrar un buen prestamista, un inspector de viviendas, un contratista, etc. 

Le ayudarán a fijar el precio adecuado

Cuando se está vendiendo una casa, hay un número limitado de opciones para fijar el precio correcto. Es posible conseguir alguna información pertinente sobre el valor que debe tener la propiedad haciendo comparaciones, pero conocer el precio de venta de una o dos casas en su vecindario no es suficiente información para fijar el precio justo.

Un profesional inmobiliario puede tener acceso a las compras y ventas realizadas en un área determinada. Estas podrían ser las propiedades que son comparables entre sí de acuerdo a un estándar específico. Con base en esta información, el profesional del sector ayudará a su cliente a fijar el precio de su casa para que pueda venderla rápidamente y por la mayor cantidad de dinero posible.

Se mantienen siempre actualizados

Comprar o vender una casa es mucho más complicado que comprar o vender cualquier otro producto o servicio. Las leyes del sector inmobiliario varían mucho en cada región, e incluso pueden cambiar de un año a otro. Es el trabajo de un profesional mantenerse al día respecto a estos cambios y mantener informados a sus clientes. Esto ayudará a evitar que una persona pueda cometer un error que cause una gran perdida de dinero.