Pasos para comprar casa


Te contamos cómo es el proceso de comprar casa

Adquirir la primera vivienda, o comprar casa, comprar un coche o elegir el colegio de tus hijos son situaciones que normalmente no nos planteamos hasta que realmente llega el momento de dar el paso. Pero, ¿qué sucede cuando tenemos que enfrentarnos a la toma de estas decisiones? En muchas ocasiones nos sentimos perdidos ante la falta de información o por el contrario, sobrepasados por el volumen de documentos y datos que hay que recopilar y entender. Contar con información previa es vital para ayudarnos a que el camino a nuestro futuro hogar sea lo más sencillo posible. Conscientes de los quebraderos de cabeza que puede ocasionar comprar casa y fruto de nuestra experiencia, hemos recopilado los pasos del proceso de compra a tener en cuenta.

Comprar casa: Antes de empezar la búsqueda activa

Empecemos considerando el hecho de que la propiedad perfecta no existe. A veces, incluso al construir nuestra propiedad desde cero, nos damos cuenta al terminar la obra de detalles que hubieran sido mejor de otra forma. Por ejemplo, que la ventana debía estar un poco más a la derecha para aprovechar mejor la luz natural, o que a una habitación determinada le faltaría un par de metros para nuestra comodidad. Por ello es recomendable acudir a un profesional que nos ayude haciendo una buena calificación de lo que necesitamos. Esto es, sobre todo, para distinguir nuestras necesidades de nuestros deseos. En segundo lugar, pensemos en qué es lo que realmente podemos permitirnos. Nuestro tiempo es muy valioso como para desperdiciarlo viendo propiedades que no nos podemos permitir. En caso de que compremos al contado, los trámites y gastos necesarios para la adquisición de la propiedad suelen ser de un 8% por encima del valor de compra. Mientras que si fuera necesaria una hipoteca, es aconsejable que pida en su banco una pre-aprobación del préstamo. Mira estos consejos de la Unidad de Créditos Inmobiliarios, UCI, en su artículo de blog. Si vas a pedir un préstamo hipotecario, mira el nuevo rol del notario según la nueva ley de créditos inmobiliarios en este enlace. ¿Sabes cuáles serían las subvenciones que puedes obtener en caso de comprar casa propia por primera vez? ¿Sabes si puedes acceder a la compra de una Vivienda de Protección Oficial (VPO)?

¿Vamos de visita?

¿Cuál es el momento indicado para empezar a hacer visitas? Nuestros agentes están formados para detectar el momento en que un cliente está verdaderamente listo para empezar el proceso. Sabemos que no es tan fácil como lo vamos a proponer pero, no es recomendable empezar a buscar ninguna propiedad si antes no se pudieran responder tres preguntas: ¿ lo que quiero? ¿Estoy motivado para comprar? ¿Sé lo que me puedo permitir? Si has respondido afirmativamente a estas cuestiones en tu cabeza, ¡perfecto! Porque entonces efectivamente este es el momento de las visitas. ¡A por todas! Si hemos recibido la calificación adecuada, un profesional del sector inmobiliario nos enseñará un máximo de tres propiedades por día. Más de esta cantidad podría colapsar al cliente comprador. Como se comenta anteriormente, sería muy difícil encontrar la propiedad perfecta, esa que reúna TODAS nuestras necesidades y deseos. Por ello debes ser cuidadoso con aquellos agentes que deseen mostrarte muchas oportunidades de golpe y en sitios muy diferentes. Probablemente lo haga porque no te ha cualificado bien y no entiende realmente lo que estás buscando. Y ármate de paciencia. De media, un comprador visita diez viviendas antes de encontrar la suya, como se ve reflejado en este artículo de Idealista. ¿Sabes que un personal shopper inmobiliario te podría ayudar? Mira nuestro artículo al respecto.

La propiedad me gusta, ¿qué hago?

Hemos conocido a demasiadas personas que se han arrepentido de no haber reaccionado rápidamente cuando vieron una propiedad que les gustaba. Y también hemos visto su decepción al comprobar que no podrían tenerla. Este consejo también lo aportan en el portal de Renovalia, en su artículo del tema. Por ello nos permitimos aconsejar que, en el momento en que encontremos la propiedad que reúna la mayor parte de nuestros deseos, pero sobre todo nuestras necesidades, no permitamos que se nos escape. De acuerdo al mercado de hoy en día, la rapidez lo es todo pero, ¡ojo! Nunca se debe dejar de lado la seguridad y transparencia de las transacciones. Eso es lo que reflejará un trabajo bien hecho a posteriori: la documentación tiene que estar al día y correcta.
  • Precio: hay que determinar con claridad el precio y la forma de pago. En el caso de no estar conforme con el precio de la propiedad, debes proponer una “oferta en firme”. No permitas la fijación de un precio inferior al real ni abones cantidades que no están documentadas. Esto no va acorde a lo establecido en la ley y puede perjudicarte.
  • Estado de cargas de la vivienda: es fundamental comprobar que la vivienda esté libre de cargas, si tiene hipoteca, si pesan embargos sobre ella o si existe alguna limitación en los estatutos de la comunidad de propietarios. Por esto hay que solicitar al Registro de la Propiedad una nota simple informativa de la vivienda, pero sobre todo saberla interpretar bien para entender estas informaciones.
  • Arras: cuando se firma el contrato privado suele darse una cantidad en depósito como una señal de arras, ésta es parte del total del precio final, y vincula ambas partes. Las más habituales son las arras penitenciales, que permiten desligarse del contrato antes de la firma de la escritura. Si es el comprador el que anula el acuerdo, perderá la cantidad entregada, mientras que si lo hace el vendedor, tendrá que devolver el doble de lo recibido.
¿Quién firma por la parte vendedora? Cuando vende una sociedad o un promotor, firma el administrador o el apoderado de la sociedad. Si es una venta entre particulares, deben firmar todos los propietarios, y si es vivienda ganancial o familiar, ambos cónyuges.
  • Gastos de la compraventa: si las partes no pactan nada o si indican en el contrato que sea “según ley”, se aplicará la legislación de la comunidad autónoma competente. No obstante, en el documento privado se suele pactar quién asume los gastos, incluido que todos los pague el comprador, excepto la plusvalía que por ley corresponde al vendedor. Si vende un promotor, está prohibido que el comprador asuma gastos que por ley deben ser abonados por el vendedor.
  • La escritura pública: Los otorgantes de una compraventa declaran ante notario su voluntad de comprar o vender y las condiciones de la compraventa. El notario, funcionario público, da fe y autenticidad de estas declaraciones en la escritura, de modo que ninguna de las partes podrá negar ante la otra lo que han manifestado. El notario, entre otras cosas, legitima lo siguiente:
Comprueba la identidad, la capacidad y legitimación de vendedor y de comprador; expone el estado de cargas que pesan sobre la vivienda; confirma el pago de las cuotas de la comunidad, solicita el justificante de pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI); comprueba el certificado energético, obliga la retención del 3% de la totalidad de la compraventa para vendedores que no sean residentes fiscales.

La fase post-venta

Entre los pasos a seguir una vez firmada la escritura de compraventa al comprar casa está el pago de impuestos y la inscripción en el Registro de la Propiedad o cambiar los titulares en la comunidad de propietarios. No te olvides de poner a tu nombre los suministros que afectan a tu nueva vivienda. Para quienes lo necesitan o prefieren, normalmente las agencias inmobiliarias trabamos con asesorías que pueden ayudarles en este particular.