No hay comentarios

Diferencias entre inmobiliaria tradicional vs. inmobiliaria moderna

El camino hacia la venta de una propiedad inmobiliaria siempre ha sido bastante complicado. Se requiere de mucha atención para considerar los distintos factores que inciden sobre el proceso de venta del inmueble; desde atraer a los compradores adecuados hasta preparar la propiedad para que se vea lo suficientemente atractiva como para recibir ofertas competitivas. A lo largo de los años, el proceso de venta de una vivienda ha sufrido cambios importantes.

De hecho, los métodos de venta tradicionales se centraban más en el vendedor y su capacidad para convencer al cliente sobre la calidad y utilidad de un producto en particular. La mayor parte del trabajo descansaba sobre los hombros del vendedor, y la mayoría de los clientes confiaban en las habilidades interpersonales, el conocimiento del producto y la capacidad de influencia del vendedor.

Clientes empoderados

Hoy en día, los clientes están más empoderados. Tienen más control sobre cómo acceden y procesan la información, lo que los coloca en una mejor posición respecto a la toma de decisiones. Como resultado, la venta moderna se trata más de atraer al cliente de manera que presente soluciones a los problemas que enfrentan. En cuanto a vender una vivienda, esto significa presentar la propiedad como la solución perfecta a sus necesidades.

Exploremos las formas tradicionales frente a las formas modernas de vender una casa, y por qué un vendedor de viviendas debería aprovechar las técnicas modernas más efectivas que funcionan en la actualidad.

Cada hogar debe ajustarse a las necesidades del cliente

Cuando un comprador muestra interés en su casa, principalmente está buscando qué tan bien cubrirá sus necesidades específicas. Los criterios específicos pueden incluir cuántas habitaciones tiene la casa, el tamaño del baño, el plano del piso, las encimeras, o incluso la distancia que hay a su restaurante favorito.

El vendedor comprende las necesidades del comprador de la vivienda

La venta moderna implica comprender lo que quiere su cliente e intentar satisfacer las necesidades del mismo. Si un agente identifica que la mayoría de los compradores buscan casas con electrodomésticos modernos y planos de planta abiertos, podría beneficiar al vendedor de la vivienda actualizar los electrodomésticos o renovar la propiedad antes de colocarla en el mercado.

Uso de recursos tecnológicos para conectar con los clientes

La venta moderna depende en gran medida de la tecnología. De hecho, han surgido múltiples recursos para ayudar al vendedor de viviendas contemporáneo a conectarse con los compradores y mejorar la visibilidad de su propiedad.

Los sitios web, aplicaciones de búsqueda de propiedades, marketing por correo electrónico, promoción en redes sociales e incluso letreros de «se vende» con códigos QR pueden ayudar a los vendedores a hacer que sus casas sean fácilmente detectables cuando los compradores potenciales vengan a buscar. 

Comments (0)