Seleccionar página
[:es]Cuando nuestra casa tiene jardín, nos plantea una duda primordial: ¿qué haremos con ese jardín durante el invierno? Hoy, en los consejos de decoración que de cuando en cuando os traemos en Golden Mile Blog queremos haceros unas propuestas sobre lo que hacer con vuestro jardín en invierno, como podéis decorarlo o adaptarlo para que el frío, la lluvia o la nueve no den al traste con vuestros planes.

Un simple cambio en la decoración puede hacer que nuestro jardín no solo sea nuestro rincón de esparcimiento favorito de la casa durante el verano o la primavera; también podemos hacer de él un espacio apacible durante el otoño y el invierno, cuando las noches son más largas y el frío se hace fuerte en nuestra zona.

Consejos para nuestro jardín en invierno

Evidentemente, una cosa es tener un espacio abierto donde disfrutar de un buen tiempo relax y otro muy diferente es tener un espacio donde no se puede estar en función del tiempo que haga fuera; por lo tanto, el primer paso que debemos dar es acristalarlo. Unas puertas plegables o correderas nos darán además de amplitud de espacio, mucho juego; cuando regrese el buen tiempo, podremos mantenerlas abiertas para no perder el espacio de disfrute al aire libre.

Los muebles de jardín son igualmente adaptables durante el periodo en el que esté lloviendo o nevando; esto no debe evitar el sentarnos a disfrutar de un café mientras leemos, escuchamos música o simplemente pasamos el rato en nuestro espacio de expansión personal.

La elección más óptima de material para estos meses es, sin duda, los mueles de maderas tropicales; por procedencia y clima en su lugar de origen, aguantan mejor la humedad.

Para la decoración, plantas como los pensamientos o las campanillas se adaptan bien al frío; además de ellas, podemos pensar en algún arbusto de jardín e, incluso, plantar algún abeto pensando en la Navidad; así, al decorarlo, contaríamos con el árbol de navidad más natural de nuestro entorno ¡seguro!

Jardín en invierno

Los problemas que presenta el jardín invernal

No hace falta ser muy listo para imaginar que el mayor de los problemas que presenta estar en el jardín en invierno es el frío; indudablemente un elemento de peso para que no nos sintamos tan cómodos en nuestro jardín como debiéramos. Es por ello que no sería mala idea plantearnos la instalación de una estufa de gas para exteriores, algo que hará sin duda que el ambiente sea muy acogedor y hogareño.

Apoyando a esta estufa, podríamos plantearnos la posibilidad de apoyar la iuminación ya existente en el jardín con macetas iluminadas o lámparas solares. Es más, si la ocasión es propicia y estamos ofreciendo algún tipo de celebración, plantar algunas antorchas pueden darle un toque muy personal a nuestro jardín.

Aunque el verano ya no sea tal, no implica que debamos olvidarnos de que nuestra casa tiene jardín hasta el siguiente año; por el contrario, con pocos cambios y un poco de presupuesto, podemos aprovechar este espacio durante todo el año y disfrutar de la amplitud y el relax que nos ofrece nuestra pequeña porción de naturaleza.

Fuentes: Decoracción, RE/MAX Golden Mile

 

 [:]

Please follow and like us: