Seleccionar página
[:es]En un mundo en el cual el uso de las redes, las redes sociales, la informática y las nuevas tecnologías es cada vez mayor, es más que evidente que el comercio iba a subirse a esta nueva ola para trasladar los modelos de negocio a los nuevos paradigmas tecnológicos que surten al mundo en estas primeras décadas del siglo XXI.

Al albur de esto, como han hecho los compañeros del sitio amigo Golden Mile, nos queremos hacer eco del estudio de la entidad financiera HSBC “Beyond the Bricks”, en el cual se basan en las opiniones de más de nueve mil personas procedentes de nueves países (Australia, Canadá, China, Francia, Malasia, México, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido y Estados Unidos) sobre el uso de las nuevas tecnologías en el mercado inmobiliario. Los resultados del estudio se basan en una encuesta a propietarios y no-propietarios de vivienda mayores de dieciocho años en ocho de los nueve paises; además de un representante de los Emiratos Árabes Unidos.

El nuevo paradigma que ofrecen las nuevas tecnologías

Según Beyond the Bricks las nuevas tecnologías van a transformar la forma en la que las personas compran una vivienda; de hecho, ya lo está haciendo. Y lo está haciendo en la manera en la que los compradores se acercan a cada una de las tres fases del proceso de compra de una vivienda: busqueda, financiación y adquisición.

El cambio está siendo a toda velocidad, tanto para los consumidores como para la industria; la financiación de la tecnología inmobiliaria de Proptech ha crecido exponencialmente desde los 221 millones de dólares hasta los 2.000 millones de dólares en 2016.

Nuevas tecnologías en el sector inmobiliario

El proceso de compra

La búsqueda de vivienda es un proceso que está casi completamente digitalizado. Casi nueve de cada diez usaron las nuevas tecnologías para buscar su próxima vivienda (un 89%); y un porcentaje parecido buscó referencias de precios online (un 86%). Por otro lado, un 79% de los encuestados hicieron la búsqueda de la zona en la que les gustaría vivir de forma digital.

Por nacionalidades, son los británicos los más activos, con un 93% que decían reconocer que usaban los canales digitales para hacer las búsquedas de sus futuras compras. Casi tres cuartas partes, un 74% buscaron opciones de financiación a través de los medios digitales y un 73% valoraron sus límites financieros apoyándose en las nuevas tecnologías.

A vueltas con la financiación

En Reino Unido es, una vez más, donde más común es la búsqueda de opciones de financiación online, con un 88%. En el lado contrario se sitúan los Emiratos Árabes Unidos, con un 61%; también los británicos son los que más probablemente irán a internet a identificar su presupuesto, con un 85%.

El agente inmobiliario ha jugado un papel clave en el proceso de compra; a día de hoy, incluso esta parte del proceso está cambiando hacia internet: más de una cuarta parte de los encuestados, un 28%, empezaron a hablar con un agente inmobiliario online. Para un 31% la parte online y la presencial estuvieron a la par durante todo el proceso.

Las nuevas tecnologías son un proceso imparable, que cada día forman parte más presentes en nuestras vidas. Seguramente, más de una vez cada hora hacemos uso de ellas por diferentes motivos, ya sean profesionales o sean personales; es por eso que el comercio electrónico en general, y el inmobiliario en particular no iban a ir a la zaga. Una tendencia que, probablemente, vaya a más en el futuro.

 [:]

Please follow and like us: