Seleccionar página
[:es]La historia de Corea se escribe como la historia de una región que siempre ha vivido en medio de dos grandes potencias de una región determinada. Siendo un pequeño país enclavado entre los poderosos imperios de China y el legendario expansionismo de Japón, no cabe decir otra cosa que la influencia de estos dos países sobre Corea ha sido extraordinaria. Lejos de pasar inadvertida, en Golden Mile Blog nos llama bastante la atención como con el paso de los siglos, Corea ha dejado de estar alienada entre dos gigantes para prevalecer como potencia en la región, por encima de sus dos vecinos gigantescos. Y nos vamos a acercar a Corea de una de las formas que mejor sabemos hacerlo, que no es otra cosa que con uno de nuestros famosos posts sobre decoración; así que sin más, os traemos la decoración de tipo coreano en todo su esplendor.

Corea, un país con su propio estilo

Un primer detalle, si lo que queremos es que nuestras estancias nos trasladen a Corea es, sin duda, cambiar todas nuestras mesas de tamaño europeo por mesas bajas. Esto, más la sustitución de las sillas por cojines para sentarse en torno a estas mesas comenzará nuestra transformación al Lejano Oriente por un elemento de uso tan básico como es la mesa.

Diseño de Corea I

Para seguir ahondando en el estilo, otra sustitución que deberemos plantear son las puertas corredizas. Nuestras puertas, las de toda la vida no casan con el estilo minimalista y silencioso que nos aporta el estilo coreano, así que debemos plantear este cambio. Además, los marcos también podemos sustituirlos, siempre que tengan un tono general de color más oscuro que el del suelo.

Para iluminar la estancia, en vez de nuestras clásicas lámparas, debemos apostar por farolillos de tela o papel, debemos recoger toda la simbología y la espiritualidad que en la filosofía oriental recogen estos farolillos para dotar a nuestra estancia de los verdaderos ambientes de Corea.

Clásico y moderno al tiempo

Para que la fusión funcione y, a menos que queramos convertir nuestra casa en un museo, dotemos a la casa de estilo y funcionalidad, también hay que darle un toque moderno. Por ello, pintar las paredes de un color claro como crema, blanco o rosa puede ser una gran idea; también la utilización de papel pintado, siempre que este tenga una decoración estampada de flores azules y/o grises.

En cuanto a la habitación, en la cama debemos poner mantas que lleguen hasta el suelo, con colchas suaves y con relleno. Además, si tienen encajes y bordados en los bordes de la misma, el conjunto estará completo.

Al lado de la cama, en la mesilla de noche, lo ideal es un florero; no es descartable tampoco la colocación de un retrato o libros. Una alfombra a juego con la ropa de cama dará al conjunto de la habitación el completo toque para que parezca traído desde la misma Corea.

Diseño de Corea II

Fuente: Vix.com, RE/MAX Golden Mile

 [:]

Please follow and like us: