Blanqueo de capital


¿Qué es?

También conocido como lavado de dinero o lavado de activos. Es una actividad ilegal que consiste en camuflar fondos provenientes de actividades ilegales para darles apariencia legal e introducirlos en el sistema financiero.

Etapas

  • Colocación: en esa etapa se introduce los fondos ilegales en el sistema financiero.

Este proceso se puede realizar de diferentes formas pero, por lo general, se fraccionan los fondos en cantidades pequeñas y se van introduciendo lentamente en el sistema.

  • Estratificación: esta etapa consiste en eliminar cualquier relación de los fondos con su fuente de origen. Para ello, se realizan transferencias bancarias a través de cuentas situadas en diferentes partes del mundo, se compran y venden productos de inversión o se realizan transacciones ficticias con el fin de maquillar la procedencia de los fondos.

  • Integración: una vez eliminado cualquier vínculo entre los fondos y su origen ilícito, estos regresan a su propietario y se integran a la economía real.

Para llevar a cabo esta integración existen diferentes métodos: inversión en negocios legítimos, adquisición de propiedades inmobiliarias, compra de arte y objetos lujosos.

¿Cómo afecta el blanqueo de capitales al sector inmobiliario?

La ley 10/2010, del 28 de abril, de prevención del blanqueamiento de capitales y de la financiación del terrorrismo, reconoce a las agencias inmobiliaria como “sujeto obligado”. Es decir, tiene la obligación de cumplir los mecanismos previstos por la legislación y de denunciar las conductas sospechosas de procedencia ilícita de capitales.

Medidas y protocolos

Todas las agencias deben tener un protocolo para comprobar la legitimidad de la procedencia del dinero que se utiliza en las operaciones. También, hay que conocer el propósito e índole de la relación de negocio que se está llevando a cabo.

Formación de los agentes

La ley 10/2010 no especifica qué formación hay que llevar a cabo, sólo indica que se deben llevar a cabo las medidas oportunas para que los agentes tengan conocimiento de las exigencias derivadas de la ley.

Operaciones a distancia y compradores internacionales

Cuando las operaciones se realicen a distancia, se debe comprobar la validez de la firma electrónica. Si se usa videoconferencia en algún proceso, se debe mostrar a la cámara los documentos de identificación de las partes.

La aplicación de la ley 10/2010 es tanto para ciudadanos nacionales como internaciones, por tanto, la ley se aplica aunque la actividad económica se haya desarrollado en otro país.

Por otro lado, se debe tener en cuenta los requisitos de esta ley en los casos de los ciudadanos extranjeros que realizan inversiones inmobiliarias para poder acceder a la Golden Visa.

Riesgos y sanciones

“El desconocimiento de la ley no exime en ningún caso su cumplimiento”.

En el caso de los agentes que trabajan para una empresa, es la empresa la que debe cumplir con todas las obligaciones. Aún así, los agentes tienen la obligación de poner sus sospechas en conocimiento de la empresa, para que esta pueda poner en marcha su protocolo de actuación.

En caso de que no sea así, tanto el agente de forma indirecta como la empresa de forma directa, pueden verse afectados por las sanciones que impone la ley. La cuantía de las sanciones puede variar en función de su gravedad. El importe mínimo es de 3.000 euros y puede llegar a los 5 millones de euros.

Si se puede acreditar que se ha intentado llevar un control y se han seguido todas las medidas previstas, la responsabilidad se aminora. Como mínimo, se debe demostrar que se ha realizado formación teórica sobre la prevención de blanqueo de capitales y que se han acordado ciertos parámetros de control. Pero en el caso de que no se pueda demostrar que la empresa ha estado atenta, la sanción puede ser mayor.

Yessica Rossi (Manager RRHH).